Cool Time - Página 21 de 21 - Cool Time - un simple lujo todos los días

Oslo, la ciudad más cool

La mejor época para visitarla es en primavera; el día se alarga y la temperatura y el paisaje se vuelven más espectaculares. Es una ciudad vital y vanguardista, llena de vida, la gente pasea porque sabe que el buen tiempo dura poco. Tiene muchos puntos de interés, pero armé una propuesta con los lugares que me resultaron más atractivos…

La vuelta a la rotisería

La excusa es siempre la misma: juntarnos con amigos y desconectarnos de la rutina semanal mientras picamos y tomamos algo rico. Para que la espontaneidad del encuentro no se corte, nada mejor que pedir delivery o sumarnos a la tendencia de ir a la rotisería. Sí, lo que leíste, pero sin las tradicionales milanesas grasosas ni tartas con gusto a nada, estos lugares proponen comida casera con toques gourmet y una estética cool. Te cuento algunas de mis favoritas.

Todo lo que necesitás para tener un bar soñado

No te asustes, no se precisa demasiado. Repasamos los básicos:

La Vanguardia porteña llegó al MoMa

Grete Stern (1904-1999) y Horacio Coppola (1906-2012) tuvieron el talento necesario para colocar a Buenos Aires en el mapa mundial de las vanguardias a mediados de la década del 30. Ahora, la vida y el arte de la pareja (él se dedicó más que nada a la fotografía y ella sumó el fotomontaje y la ilustración) son celebrados en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) en la exposición From Bauhaus to Buenos Aires: Grete Stern and Horacio Coppola.

Polesello en su casa y en el Malba

Con Rogelio realizamos junto a Bank Boston, tres encuentros en su casa con clientes y fueron fabulosos. Era un excelente anfitrión, recibía a cada invitado personalmente y sus anécdotas de la época del Di Tella estaban llenas de carisma. Ahí disfrutamos de las puertas de acrílico y pinturas en gran formato. No se pierdan la muestra en el Malba, recorrer su obra de tan joven es un lujo inolvidable.

Rin Rickey en homenaje a F. Scott Fitzgerald

“Primero tomás un trago, después ese trago toma otro trago, después el trago te toma a vos”, F. Scott Fitzgerald.